Propiedades de la berenjena

La berenjena (Solanum melongena) es una planta anual del género Solanum dentro de la familia de las solanáceas, nombre que según la creencia proviene del vocablo persa بادنجان bādinyān, que luego pasó al árabe con una muy ligera variación, باذنجان bādhinyān, y de ahí al español.

Se debe consumir cocinada y pelada, ya que posee un alcaloide tóxico, la solanina, que puede provocar trastornos intestinales y dolores de cabeza intensos, y se destruye con la cocción. La berenjena es un producto culinario muy apreciado por diferentes culturas. Muchas naciones tienen un plato típico elaborado a partir de berenjena. En España, los catalanes tienen la Samfaina, la Escalivada ó el Espencat donde la berenjena se acompaña del pimiento, los italianos tienen la Capotana, los griegos tienen la Mousaka, los turcos tienen el Imam Bayildi, etc. El plato más famoso que contiene berenjena es el Ratatouille.

Asada o salteada tiene sabor agradable, pero no así hervida. También se consume rellena. Si se va a preparar al vapor es recomendable hacer un Degòrger que consiste en cortarla en rodajas y provocar un fenómeno de ósmosis añadiendo sal. Así se intercambian líqudos de manera que los compuestos que le dan sabor amargo salen al exterior, pues el líquido huye de donde hay menos densidad hacia donde hay más, potenciándose además su sabor agradable que está determinado por sustancias no solubles.

No se recomienda freírla, aunque es muy habitual hacerlo por su agradable textura y sabor, ya que absorbe demasiado aceite: la textura de la pulpa es muy cavernosa —llena de aire y agua— por lo que el agua que pierde se sustituye por el aceite, que penetra para ocupar el lugar en los huecos. De esta manera contiene excesivas calorías.

Propiedades Nutritivas

Su valor energético y nutritivo es pequeño comparado con otras frutas, verduras y hortalizas. Contiene escasas vitaminas, hidrocarbonos, proteínas y minerales, siendo el componente mayoritario en su peso el agua, en un 92% de su composición. El mineral más abundante es el potasio y en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Tiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y folatos.

Es de medio contenido fibroso pero repartido más en piel y semillas. Su contenido calórico es casi inexistente.

Propiedades Medicinales

Ciertos flavonoides (pigmentos de la piel) de la berenjena tienen propiedades antioxidantes, por lo que se recomienda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.

El fruto, contiene así mismo estatinas que se emplean para el tratamiento de las dislipemias (problemas con las grasas) como la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y otras. Ayuda a reducir el colesterol y a prevenir la arteriosclerosis. También reduce los niveles de glicemia, lo cual es beneficioso para los diabéticos. ¿Cómo prepararla? Beber medio litro de agua de berenjenas por día, durante una semana, disminuye el colesterol. Se prepara dejando en remojo trocitos de berenjenas, en un lugar oscuro durante 24 horas.

La pasta de la fruta machacada se utiliza como bálsamo aplicado a la piel quemada por el sol.

Para el reuma es muy recomendable el aceite de berenjenas. Para prepararlo, hay que quitarle la piel a algunas berenjenas, y freírlas en aceite abundante, durante dos horas a fuego lento, sin que el aceite se queme. Una vez frío hay que colarlo y se guarda para su uso en un frasco de vidrio, tapado herméticamente.

Es aconsejable salar la pulpa de la berenjena unos minutos antes de cocinarla, para quitarle el sabor amargo. Recuerda siempre lavarla bien antes de cocerla, para retirarle el exceso de sal.

RECUERDA QUE CUALQUIER REGIMEN MEDICINAL, ASI SEA NATURAL DEBES CONSULTARLO CON EL MEDICO.

  MENÚ DEL DÍA

Berenjenas a la parmesana

Ingredientes para 4 personas:

  • 900 gr. de berenjenas,
  • harina para rebozar,
  • 1, 5 dl de aceite,
  • 900 gr. de tomates,
  • 1 cebolla,
  • 2 dientes de ajo,
  • 12 hojas de albahaca fresca,
  • 5 0 6 cucharadas de aceite,
  • 2 cucharadas de perejil fresco picadito,
  • 350 gr. de queso mozzarella,
  • 1 cucharadita de orégano seco,
  • 30 gr. de queso parmesano rallado,
  • sal y pimienta recién molida al gusto.

Modo de preparación: Corte las berenjenas en lonchas a lo largo, de unos 5 mm de espesor y páselas por la harina, dórelas por ambos lados en el aceite que habrá calentado en una sartén, por tandas, secándolas bien y pasándolas a una fuente a medida que se doran. Pele y pique los tomates, cebolla, ajos y corte en tiritas las hojas de albahaca, caliente el aceite de oliva en una sartén y agregue la cebolla y los ajos picados y cuando se hayan ablandado agregue los tomates, la mitad de la albahaca y el perejil. Condimente con sal y pimienta y cueza a fuego lento unos 30 minutos o hasta que la salsa se haya espesado. Precaliente el horno a 360ºF (180ºC). Mientras la salsa esta cociéndose, corte la mozzarella en cubos pequeños, cuando todo este preparado llene una fuente refractaria enmantequillada, colocando en el fondo una capa con la mitad de las berenjenas, seguida por la mitad de la salsa y algunos cubos de mozzarella. Espolvoree con la mayor parte de la albahaca restante, el perejil y una parte del orégano, repita la operación colocando capas de berenjenas, salsa, mozzarella. En la superficie espolvoree con el parmesano y el resto de las hierbas. Hornee de 25 a 30 minutos hasta que este bien caliente y empiece a dorarse. Sirva caliente.

Fuente: wikipedia.org; nutricionyrecetas.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: