Caminar para eliminar grasas

Los ejercicios de tonificación permiten endurecer los músculos y tener un cuerpo firme y definido. Pero antes, hay que eliminar la grasa con alguna actividad aeróbica o cardiovascular.

Para esto una buena caminata al aire libre es estupenda, la frecuencia del pulso cardíaco recomendada deberá mantenerse entre 120 y 140 pulsaciones por minuto (y es aquí cuando se quema la grasa más eficazmente). Lo ideal es controlar la frecuencia de pulso cardiaco con un pulsómetro.

Para obtener resultados motivadores, la caminata debe tener una duración mínima de 30 minutos, que puede prolongarse hasta 45 minutos o una hora. Los principiantes deben iniciar con 15 minutos. Al cabo de un tiempo (un mes o antes) camina 25 minutos así sucesivamente hasta llegar a una hora.

 A pesar de parecer la actividad física más sencilla, la caminata debe realizarse siguiendo ciertas pautas para sacarle el máximo provecho a tu tiempo y esfuerzo y evitarte una lesión.

Lo primero que debes cuidar al caminar es tu postura: espalda recta, hombros ligeramente hacia atrás, barbilla paralela al piso y abdomen contraído.

La duda que muchos tienen es si mover los brazos es necesario o no. La verdad sí es bueno balancear los brazos, te ayuda a quemar más calorías.

Para terminar, te recuerdo que antes de empezar a caminar debes hacer una rutina de ejercicios de calentamiento y otra de estiramientos al final de la caminata. Durante tu marcha, procura beber pequeños sorbos de agua para mantenerte hidratado(a).

Otras Recomendaciones:

Consulta con tu médico la rutina de ejercicios. Por muy facil que te parezca, es él quien conoce lo mejor para tu sistema cardiovascular.

Selecciona un buen calzado, ropa cómoda, holgada preferiblemente de algodón, evita colocarte fajas o bolsas plásticas alrededor de tu cintura, el cuerpo necesita transpirar y eliminar las toxinas naturalmente, si omites esto, estas sometiendo al cuerpo a una sobrecarga.

Efectivamente, si usted piensa que salir a caminar con ropa gruesa o con sudaderas supuestamente especiales (muchas veces de nylon o de hule) va a quemar grasa y más pronto reducirá tallas, está en un error porque lo único que está logrando es agotarse más rápidamente, tener algún tipo de problema relacionado con la deshidratación, sentirse fatal, y lo peor del caso es que a lo mejor ni rinde el tiempo suficiente para empezar a quemar grasa.

Cuando una persona hace ejercicio, lo primero que pierde son líquidos a través del sudor. Después, conforme se acelera el ritmo y se prolonga el ejercicio paulatinamente, se va quemando azúcar y grasa. Esto no se puede lograr antes de los 15 minutos de cualquier rutina.

Lo que en realidad le permitirá quemar grasa es el ejercicio en sí mismo, la constancia y la disciplina con que lo realice. Es decir, cada vez que usted hace cualquier esfuerzo ello le significa al cuerpo un gasto de energía, para lo cual utiliza todos los energéticos que posee, entre los que se encuentran grasas y carbohidratos.

Además, un aspecto que se presenta cuando el cuerpo no tiene suficiente ventilación, es la irritación y comezón en la piel, porque todas las sales que se desalojan por medio del sudor son muy abrasivas. Es por ello que cualquier buen instructor no recomienda fajas, ni cremas, ni sudaderas de nylon o plástico, las cuales se ofertan como la maravilla, pero provocan sufrimiento innecesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: