Gerenciando el enojo, la ira, el rencor

¿Es útil la ira? ¿Existe un buen uso para la ira?

Para mí, sí. Cuando manifestamos la ira, eso provoca un despliegue de sentimientos en nuestro interior. Esos sentimientos son una señal de que algo no está bien. No soy psicóloga, ni medico, pero sí se que inician una reacción en cadena que termina en toda clase de enfermedades, sean emocionales o físicas (que es lo más común). Son un signo de resistencia.

A todos nos asustan los cambios. Nos encantaría que nuestras vidas fueran predecibles para no tener que ajustarnos a una situación nueva pero la verdad es que la vida no está diseñada así. Cuando las cosas no salen como las planificamos, nuestro cuerpo y nuestra mente entran en estado de alerta: hay algo que no encaja con la construcción de nuestra visión del mundo.

Lo más sano y lo más difícil de hacer sería resolver ese desafío, ver si presenta una oportunidad de mejorar y si no, al menos no dejar que la ira nos consuma.

En cambio, lo que hacemos la mayoría de las veces es rumiar sobre los aspectos negativos que tiene, todo el impacto negativo que va a tener sobre nuestra vida, cuánto nos vamos a desviar de nuestro camino programado, etc.

¿Escuchaste alguna vez que aquello en lo que nos enfocamos es lo que conseguimos?

Cuanto más rumees, más te enfocas en el problema y más vas a conseguir esos efectos negativos en los que te enfocas para comenzar a rumiar de nuevo y repetir el ciclo. Con el tiempo la ira se vuelve un efecto visceral que llamamos “odio patológico”. Odiamos nuestro trabajo, a nuestro jefe, nuestra casa, etc. Casi siempre terminamos enfermándonos agregando más excusas a nuestro “derecho” a odiar.

¿Cuál es el buen uso entonces? Cuando nos damos cuenta que estamos dentro de este ciclo, podemos detenernos y pensar en la causa de nuestro descontento.

¿Qué es lo que estamos resistiendo? ¿Hay alguna manera de cambiar esta resistencia en aceptación? ¿Podría ser que estemos resistiendo algo que en realidad nos haría avanzar? ¿Podemos capitalizar la situación y hacerla trabajar en nuestro favor?

¿Y si no la podemos cambiar y sigue siendo negativa, necesitamos realmente enfocarnos y dedicarle tanta atención? ¿Hay algo más en lo que te podrías enfocar?

En general, cuando conscientemente nos enfocamos en algo más positivo, tendemos a cambiar nuestra energía. Cuando hacemos eso, toda nuestra vida mejora. Quizás al principio tengas que forzarte a enfocarte en algo más positivo.

Un ejercicio bueno para liberar la tensión emocional, consiste en tenderte boca arriba en tu cama, indica que ponderación le das a tu ira en una escala del 1 al 10. El 10 es la peor situación. Ahora, colocas la palma de la mano en la frente y comienzas a analizar porque has llegado a ese estado, tal vez llores, deja que ese llanto fluya, piensa en el mal sabor que te deja el rencor, los efectos fisiológicos, como dolor de cabeza, presión arterial alta,  efectos psicológicos, entre otros, sin quitarte la mano de la frente comienza a hacerte consciente de tu respiración, tal vez este acelerada y casi no puedas respirar, toma aire profundamente por la nariz hasta inflar el abdomen y exhala el aire por la nariz, al mismo momento que metes el abdomen. Repítelo tres veces, recuerda que no debes quiarte la mano de la frente. Piensa en un episodio de gran alegría, disfruta de lo que sientes, al cabo de diez minutos de completa relajación piensa en un color; ya para este momento te sentirás mejor. Ahora, te invito a que asocies el color con la ira.  Y cada vez que sientas que la ira te consume piensa en ese color, así te sentirás mejor y todo será armonía, calma, felicidad.

Al finalizar, evalua de nuevo tu emoción, lo estandar es que de 10 baje a 6 puntos.

Cuando estamos libres de odio nuestra vida parece más liviana y finalmente logramos ver lo bueno que hay a nuestro alrededor que antes no podíamos ver.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Jenisse Clavel on 8 abril, 2010 at 4:44 AM

    Me parece muy interesante este articulo sobre todo la parte de lo que nos (enfocamos; lo conseguimos). eso es muy cierto y cabe resaltar; que te encuentras en lo cierto es parte de la ley de la vida, la ley del universo… TODO ADSOLUTAMENTE… TODO LO CONSEGUIMOS… concidero que es parte de la frecuencia en que lo pensamos y lo deseamos….

    Saludos!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: