Posts Tagged ‘Actitud’

La viga de tu ojo

Metáfora mirar la viga en tu ojoUna chica estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete de galletitas.

Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Asiento de por medio, se ubicó un hombre que abrió una revista y empezó a leer. Entre ellos quedaron las galletitas.

Cuando ella tomó la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada pero no dijo nada. Apenas pensó: ¡Qué descarado! Si yo estuviera más dispuesta, hasta le daría un golpe para que nunca más se olvide de la grosería!”. Sigue leyendo

Anuncios

Qué retrasa mi éxito

El éxito es  deseado  por muchos…mal interpretado por algunos y otros cuantos lo ven lejos (como algo inalcanzable). Según John Maxwell autor cuyas obras admiro, el éxito es un viaje que consiste en identificar tu propósito en la vida, potenciar tus talentos y sembrar semillas en los demás. En este momento, se me viene al pensamiento una profesora que marco mi carrera profesional, la cual decía que ella no se cansaba de “lanzar estrellas al mar”, con esta frase yo entendía que ella perseveraba en su propósito de educar a sus alumnos, inculcar valores, propósitos de vida, brindarles las herramientas necesarias para que caminaran algún día solos y disfrutaran su carrera como persona y  profesional.  Ayer y ahora creo que nos enseñaba ese viaje. Sigue leyendo

Son tus actos los que te definen

Son tus actos lo que te definen, es una frase famosa de la película Batman, que dio vueltas en mi cabeza y no se ha borrado…muchos autores afirman que el éxito es cuestión de actitud. Unos de mis autores preferidos Stephen Covey habla del principio 90/10, ¿Cuál es este principio? El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa, el 90% de la vida está relacionado por la forma en como reaccionas. ¿Qué quiere decir esto? Nosotros no podemos evitar que el carro se descomponga, que el avión llegue tarde, lo cual tirará por la borda todo nuestro plan. Un autobús puede obstaculizarnos en el tráfico. No tenemos control de este 10%. El otro 90% es diferente. Tú determinas el otro 90%. ¿Cómo?…Con tu reacción.

Según, Kimball Young se puede definir una actitud como la tendencia o predisposición aprendida, más o menos generalizada y de tono afectivo, a responder de un modo bastante persistente y característico, por lo común positiva o negativamente (a favor o en contra), con referencia a una situación, idea, valor, objeto o clase de objetos materiales, o a una persona o grupo de personas.

Ahora, ¿Qué papel juegan nuestros pensamientos y las emociones en esas acciones?

El proceso de pensamiento es un medio de planificar la acción y de superar los obstáculos entre lo que hay y lo que se proyecta.

Por otro lado, las emociones en nuestro cuerpo pueden ser positivas o negativas, según la capacidad de adaptación de nuestro ser. Las emociones negativas como el odio, el rencor, la frustración, la culpa, el miedo y la tristeza, sólo generan en forma automática imágenes negativas dentro de tu mente, lo cual provoca que no se logren tus sueños. Las imágenes positivas como por ejemplo, la alegría, la fe,  el amor, la paz interior, te provocan emociones positivas y por lo tanto, la forma en la que actúes va a ser también favorable para que tus metas se hagan realidad.

Luego de explicar este hecho, ¿Cómo alcanzo mis sueños?

Antes que nada, lo primero que debes tener bien claro en tu mente, es ¿qué quieres hacer en tu vida?, ¿Qué te apasiona? ¿Qué es lo que disfrutas hacer?

Una vez que lo tienes bien claro, escríbelo y comienza a crear imágenes en tu mente sobre cómo te ves logrando lo que tu quieres, imprime emoción al crear esas imágenes en tu mente.

Te recomiendo que consigas imágenes de revistas relacionadas con tu meta, recórtalas y haz un collage, de tal forma que diariamente eches un vistazo y hagas consciente todos los días qué es lo que quieres lograr.

Al generar pensamientos de tu meta en la mente consciente, traes imágenes de esos pensamientos, y esto provoca una emoción, que debe ser positiva, ya que se trata de tu sueño, de lo que quieres ser.

Tú seleccionas tus pensamientos, tus pensamientos crean imágenes, las imágenes que puedes ver dentro de tu mente son positivas. Cuando estás contento te es muy fácil sonreír y ser amable con las personas que te rodean, por lo tanto, vas a llevar a cabo acciones positivas.

 

La esencia de mujer que Dios nos regalo

Dios te escogió para esto, para ser ayuda, para ser apoyo, para dar el calor y la acogida que lleva el trato delicado para con los otros. Dios te escogió para que como mujer jefe hagas sentir importantes e indispensables a tus colaboradores. Cuando sales a la calle sabes que vas camino a una jornada en el que se producirán choques de voluntades y humores con otros, pues cada uno es diferente y cada quien viene de un medio ambiente positivo o negativo, con una profunda formación humana o con falta de ella. Los títulos universitarios no llevan de la mano la formación humana consigo.

Por lo mismo, en tu trabajo muchas veces te encuentras con personas mal humoradas, poco colaboradoras y con actitudes poco bondadosas. ¿Te has puesto a pensar que tal vez vienen de un medio en donde no se conoce la armonía y en donde no se les ha enseñado la importancia que tiene el desarrollo del corazón en la personalidad humana? Y ¿no es lo más cómodo irritarse en lugar de ayudar a formarse al otro en sus relaciones sociales?

Pues como profesional que eres, puedes tomar una actitud diferente hacia la forma como vas reaccionar con este tipo de personas y lejos de ponerte a la defensiva o criticarlas empezar a crear un ambiente en el que se respire armonía. Un ambiente que haga sentir al otro, a la compañera o compañero de trabajo que ha llegado a una empresa –oasis- en el que se siente todos los días la suave caída de un manantial. Por supuesto para esto es preciso tener un corazón limpio, grande, magnánimo, libre de las toxinas que dan los sentimientos de creerse el ombligo del mundo.

 Lo anterior no te provocará inspiración alguna, pero muchas veces una frase llana y directa puede cambiar nuestras actitudes, y porque no, también nuestro corazón. Tienes que ser muy humana, porque de otro modo tampoco podrás ser divina (a imagen y semejanza de Dios).